<< volver

DGPrensa Legislatura de la Ciudad de Buenos Aires - Comunicado de Prensa


fuente: http://www.legislatura.gov.ar/comunicados/4206.html


Audiencia Pública por la Concesión del Servicio Público de Higiene Urbana porteño


1 de octubre de 2008 Se desarrolló en el Salón Dorado de la Legislatura, hubo más de 100 oradores de distintas organizaciones no gubernamentales, ex funcionarios, trabajadores, cartoneros y vecinos. El proyecto de ley propone autorizar al Poder Ejecutivo a otorgar la concesión del servicio por un plazo de 10 años.

Se llevó a cabo hoy, desde las 10, en la Legislatura porteña la audiencia pública con relación al proyecto de Ley por el cual se propicia autorizar al Poder Ejecutivo a otorgar la concesión del Servicio Público de Higiene Urbana de la Ciudad de Buenos Aires por un plazo de diez años.

La apertura de la misma estuvo a cargo del Vicepresidente Primero de la Casa, diputado Diego Santilli y luego fue presidida por el Presidente de la Comisión de Obras Públicas, diputado Cristian Ritondo (PRO), junto a los legisladores Álvaro González, Marta Varela, Carlos Araujo (PRO), Sebastián Gramajo, Christian Asinelli, Juan Cabandié, Pablo Failde, Gabriela Cerutti (FPV), Eduardo Epszteyn (Diálogo por Buenos Aires), Julián D´Angelo (PS) y Sergio Abrevaya (Coalición Cívica). Estaban presentes Organizaciones No Gubernamentales, funcionarios del Poder Ejecutivo, recuperadores urbanos y vecinos, entre otros.

Santilli les dio la bienvenida a todos y expresó que "para nosotros los diputados, esta audiencia constituye un hecho histórico ya que en 11 años en la Legislatura no se había convocado a una audiencia pública sobre un tema como este. Quiero destacar la excelente labor de los legisladores que forman parte de las distintas comisiones de Obras y Servicios Públicos, Ecología y de Presupuesto y Hacienda, para poder tener un procedimiento abierto y que cuente con la participacipón de todos, donde las diferentes organizaciones puedan expresarse. Ojalá que cuando sancionemos esta ley sea con el mayor consenso posible".

Posteriormente, comenzaron los inscriptos a expresarse algunos en favor y otros en contra del proyecto de ley tal como está planteado. Marcelo Vensentini, ex Secretario de Medio Ambiente porteño, hoy titular de la Fundación Ambiente y Sociedad saludó la iniciativa de que se discuta una ley que va a concesionar por 10 años este servicio. "Pero esta ley no incluye a la 1854, si es así, no hace falta licitar por 10 años. Es una falacia lo de la estabilidad laboral por ese lapso. En cuanto a pagar por tonelada, no está bien, hay que pagar por lo que se recupera. El vecino con sus recursos no debe financiar el sistema de recolección. El servicio público es universal, por ende debe licitarse toda la ciudad por igual. El sistema propuesto es discriminatorio y surge por iniciativa del propio Estado".

En tanto, Alicia Montoya, de la Cooperativa El Alamo, apuntó: "queremos echar luz sobre el cambalache abierto en la discusión de los recuperadores urbanos. Acá hay algunos que no tienen altura moral para hablar de este tema, que nos han marginado en sus gestiones anteriores. Los sectores progresistas no hicieron nada. Somos los únicos que hemos sostenido la ley de Basura Cero. El Cuidado del medio ambiente es integral, nosotros somos trabajadores que no queremos estar en ese pliego, vamos a luchar por nuestros derechos".

María Eugenia Di Paola, Directora Ejecutiva de FARN (Fundación Ambiente y Recursos Naturales), celebró el proceso participativo pero se mostró preocupada por la informalidad en la presentación del proyecto de ley del Poder Ejecutivo "ya que hoy no se puede acceder a un texto consolidado para la ciudadanía. Esta Ley requiere en la Legislatura para su aprobación de una mayoría calificada de dos tercios. Destacó que el concepto de gestión integral de residuos urbanos involucra en consecuencia la separación, por lo tanto, la recolección debe ser diferenciada. El pago por tonelada constituye un paso atrás y además debería introducirse el control ciudadano".

Por su parte el Diputado Pablo Failde (FPV) en calidad de expositor advirtió que en este proyecto de Ley "no se sabe cómo se va a aplicar la Ley de Basura Cero. Las empresas en este proyecto no corren el riesgo propio del empresariado. Hay muchas desprolijidades en el pliego. Existen faltas de controles genuinos de la cantidad de toneladas que las empresas concesionadas recolecten y transporten. En este pliego no aparece claramente cómo se va a hacer la recolección diferenciada y se echa por tierra a las leyes 1854 y 992".

La ex diputada de Izquierda Unida, Vilma Ripoll, sostuvo que este “es el mayor contrato privado de la Ciudad, que insume 957 millones de pesos para este año, un 7,5 por ciento del presupuesto para 2008”. Propuso que “el servicio pase a ser estatal como en París, donde el gobierno se ocupa de que la ciudad esté limpia y del reciclado” y agregó que “de esta forma los cartoneros podrían tener asegurada la recolección de residuos secos” para su posterior reciclado.

En representación de Greenpeace, María Eugenia Testa, presentó otros argumentos en contra del proyecto en discusión cuando subrayó que “no incluye la disposición inicial y la recolección diferenciada, dos requisitos sin los cuales, la Ciudad no podrá avanzar hacia la implementación de la ley 1854 (Basura Cero)”. Además destacó que “la Ciudad es uno de los principales contaminadores de la provincia de Buenos Aires y esta Legislatura será responsable si vota este proyecto”.

La Presidenta del Instituto Contra la Discriminación y la Xenofobia (INADI), María José Lubertino, pidió a los legisladores que “voten en contra de este proyecto por estar en contra de la ley de Basura Cero y la Constitución”. Criticó la propuesta del Ejecutivo, del “pago por tonelada recogida, y consideró que no hay contradicción entre proteger el medio ambiente y la inclusión social”, en referencia a que los cartoneros continúen realizando esta actividad y en ese sentido finalizó solicitando que “quienes reciclan residuos secos cobren igual que los que recogen residuos húmedos”.

Por parte de la cooperativa de cartoneros “El Ceibo”, María Cristina Lescano, sostuvo que están “trabajando con el Ejecutivo para que el trabajo de los cartoneros esté incluido en el pliego”, y afirmó que “sí o sí” estarán contemplados.

Atilio Alimena, Defensor Adjunto del Pueblo de la Ciudad, festejó la realización de la audiencia y señaló al respecto que "son pocos los antecedentes, en estos años de autonomía de la Ciudad, de posibilidad de participación de los vecinos de la Provincia de Buenos Aires". Y agregó: "celebramos que se separara en el proyecto lo que hace a la clasificación y recuperación de residuos sólidos urbanos, y que se abra la posibilidad a la incorporación de los recuperadores informales". En tanto que exhortó "a la Legislatura a que, al momento de considerar el presupuesto correpondiente del año próximo, se incluya el servicio de recuperación y separación de los residos" y con ello, a los recuperadores urbanos.

Por su parte, Miguel Von Rozenberg, Director del Ente Unico Regulador de los Servicios Públicos de la Ciudad, consideró que el sistema de pago a las empresas concesionarias por el criterio "de área límpia fracasó en la Ciudad", pero aclaró que "tampoco funcionó el de tonelada recogida" y que el buen funcionamiento de uno u otro sistema "depende de cómo se lo controle y cómo se lo aplique".

En este último punto coincidió la diputada nacional Silvana Giudici, quien fue funcionaria del Gobierno de la Ciudad en gestiones anteriores y estuvo a cargo de un CGP, pero consideró en cambio que "es un error volver al sistema de tonelaje" y dijo que en el pliego no está claramente definido quién va a controlar el funcionamiento del servicio. También consideró que "el Estado tiene la obligación de definir un plan estratégico de manejo y disposición final de residuos" y que es hora de "discutir políticas de concientización sobre el reciclado y reducción domiciliaria", así como de incentivos y castigos a grandes empresas generadoras de residuos.